• VICENTA LLORCA

Falsos mitos del Botox

Los pacientes tienen todo el derecho a conocer qué producto se les administra, qué resultados pueden obtener, cuánto les va a durar, qué efectos secundarios y precauciones deben tener.

Arrastramos desde hace años algunos conceptos acerca del botox que no se ajustan a la realidad.

  1. Dura 6 meses: falso

  2. Rellena las arrugas: falso

  3. El vial puede repartirse por zonas para varias personas: falso

  4. Si me lo pongo mucho me arrugaré más: falso

Botox realmente es un nombre comercial, pero fue el primero que se utilizó y popularmente a los tratamientos con toxina botulínica se les llama “botox”.


En España hay 3 marcas legalmente aprobadas para su uso en Medicina Estética para la mejoría temporal de las arrugas de expresión del tercio superior de la cara, y comparto lo qué dice el prospecto y lo que dice la AEMPS (Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios):




La toxina botulínica es un relajante muscular de acción periférica, impide que los músculos que producen las arrugas de expresión se contraigan, produciendo una parálisis temporal reversible.


Es un tratamiento muy efectivo para las arrugas de expresión, mejora el aspecto de la mirada, aspecto fresco, jovial, descansado y previene que las arrugas aumenten, no se pierde la expresión natural, pero se impide que se forme la arruga.


La duración del efecto es 3 meses pero puede durar hasta 4 meses dependiendo de la respuesta individual.


No se debe usar si está embarazada o en periodo de lactancia, presenta infección en la piel a tratar o infección general, tiene alérgica a la toxina botulínica o a la albúmina (huevo), padece miastenia gravis o enfermedades crónicas que afectan a los músculos o si es menor de 18 años.


La toxina botulínica no rellena arrugas de expresión, simplemente paraliza temporalmente los músculos que las producen.


El vial, en cualquiera de las tres marcas permitidas, debe utilizarse completo en un paciente, por tanto atención a las ofertas “una zona”, esto significaría que un vial está siendo utilizado para más de una persona, y no es nada aconsejable.


No debe repetir el tratamiento antes de los 3 meses, por lo que se puede hacer retoque a los 15 días sólo si aparece algún efecto secundario como la elevación desproporcionada de una ceja o similar, pero no por norma, es contraproducente.


Lo ideal es repetir el tratamiento a los 4 meses o a partir de los cuatro meses según la respuesta individual.


Y no es cierto que el uso de toxina botulínica “produzca más arrugas”, al contrario, previene que se produzcan o que sean profundas.


La SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) en su sección de información a pacientes da información acerca del tratamiento de toxina botulínica en Medicina Estética dice que “es un tratamiento muy seguro empleado desde hace más de 20 años en muchas especialidades médicas como neurología y oftalmología”, en medicina estética “es el tratamiento idóneo para hacer desaparecer las arrugas de expresión porque actúa relajando los músculos de la cara que las producen, especialmente patas de gallo, frente y entrecejo”.


También pone énfasis en que “sólo puede ser administrada por médicos”, y en especial médicos estéticos que poseen “la formación específica requerida para su uso”.


En Clínica Vicenta Llorca hacemos el tratamiento de toxina botulínica con todas las garantías bajo el concepto #naturalbotox, se trata de suavizar las arrugas manteniendo tu forma de expresarte, natural, la mejor versión de ti misma.

Vicenta Llorca


#vicentatemima #ClínicaVicentaLlorca #DraVicentaLlorca #naturalbotox



61 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo